gtag('config', 'AW-593394396');

El ejercicio tiene muchos beneficios para los niños y las niñas. Actualmente, en España el 40% de la población infantil sufre sobrepeso. Tenemos que cambiar los hábitos desde edad infantil para conseguir estar sanos y saludables desde niños.

 

La Organización Mundial de la Salud advierte que el 80% de los niños y niñas no hace el suficiente ejercicio diario. Necesitamos disminuir el sedentarismo potenciando la práctica de deporte para que nuestra salud esté sana. 

¿A qué nos exponemos al no realizar ejercicio?

  • Mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.
  • mayor riesgo de sufrir una enfermedad crónica.
  • Mayor riesgo de padecer diversos tipos de cáncer en la edad adulta.

¿Cómo enseñamos a los más pequeños la importancia de hacer ejercicio?

  • Los expertos recomiendan hacer deporte todos los días.
  • Hacer divertido el deporte que se vaya a practicar, para que los pequeños lo relacionen con algo positivo.
  • Hacer que los pequeños se encuentren a gusto a realizar la actividad. 

No son necesarias sesiones deportivas diarias de entrenamiento, sino de practicar deporte con una visión mucho más dinámica, relacionando el deporte con la diversión. Un día podemos salir en bici, otro bailar y otro día nadar en la piscina. Así, los más pequeños se lo pasarán en grande mientras hacen deporte y lo relacionarán con pasarlo bien con los amigos y/o la familia.

Hacer ejercicio es muy saludable para los niños y les reconfortará en su etapa adulta. Cuando los niños hacen deporte, no solo es bueno para mantener un peso saludable, sino que también influye en su salud mental. 

¿Por qué es tan importante el ejercicio en niños? 

Son muchos los beneficios de hacer ejercicio en la infancia, desde el bienestar físico hasta el aprendizaje a través de la transmisión de valores.

  • El deporte estimula el tejido óseo y muscular que favorece el proceso de crecimiento. También se trabaja la coordinación, la agilidad y el equilibrio. Gracias a ello, el niño conocerá los límites de su cuerpo y mejorará el autocontrol. 

  • Previene problemas de salud ayudando a mantener un peso adecuado. El deporte activa el sistema inmunológico y los ejercicios de fuerza y elasticidad corrigen posturas que, a su vez, fortalecen los músculos y los huesos. 

  • Potencia la creación de hábitos de vida saludables en los niños, como la de una alimentación más equilibrada, hábitos de higiene y organización de tareas.

  • Enseña a los niños a comportarse con responsabilidad y respeto, ya que la práctica habitual de deporte, incluye tener el compromiso de realizar la actividad diariamente. Además, durante el juego, también se toman decisiones y se asumen consecuencias de estas decisiones que afectan a todos los compañeros. La responsabilidad está totalmente ligada al compañerismo, el esfuerzo y la deportividad.

  • Favorece el trabajo en equipo. Hacer deporte enseña a los niños y niñas a colaborar con el resto del equipo, porque el esfuerzo de todos se traduce en en el mejor resultado. 

  • Ayuda a superar la timidez y potencia el desarrollo de sus habilidades sociales, que beneficiarán a los niños y niñas a lo largo de su vida. Del mismo modo, el pequeño o pequeña, aprenderán también habilidades sobre liderazgo y de comunicación con el equipo. 

  • Ayuda a aumentar la autoestima superando retos, que harán que el niño o la niña se sienta seguro/a, viéndose capaces de enfrentarse a nuevas situaciones. Así, ganarán confianza en ellos mismos. 
deporte niños

 

Está claro que el deporte presenta numerosos beneficios para la salud, tanto física como mental. Así que, poneos a practicar deporte con los más pequeños, pero recordad que es importante que las niñas y los niños relacionen el deporte con actividades divertidas. 

 

Guía al pequeño para que aprenda la actividad y deja que él vaya marcando el ritmo con el que se vaya sintiendo más cómodo y nunca le fuerces a realizar la actividad, sino lo contrario. Al hacer el ejercicio una actividad divertida, serán ellos mismos los que tengan la iniciativa para realizar ejercicio. El ejercicio aporta numerosos beneficios, además del físico y cognitivo, también ayudan a ser más felices y al rendimiento académico, así estará potenciando el desarrollo infantil. 

Nuestra responsabilidad es la de motivarles a convertir el ejercicio en una actividad común en la vida diaria de nuestros pequeños, para que sean ellos en el futuro los que quieran practicarlo. 

 

El tiempo recomendado para la práctica de ejercicio dependerá de la edad de los niños y niñas. La Organización Mundial de la Salud recomienda para el rango de edad de 5-7 años, una hora de ejercicio físico. En niñas y niños más pequeños, se recomienda que practiquen deportes aeróbicos, ya que les ayudan a desarrollar la coordinación de su cuerpo, la elasticidad, el equilibrio y el sentido del ritmo.

Si son mayores de 7 años de edad, los deportes de equipo pueden ser un estímulo añadido. Seguirán realizando deporte en su día a día mientras que aprenden a ser más competitivos.

El ejercicio es importante en la vida de todos, enseñemos los beneficios que aporta a los más pequelis creando rutinas de deporte acordes a su edad.