gtag('config', 'AW-593394396');

La risoterapia en niños resulta una técnica muy beneficiosa en niños, ya que es una de las formas más divertidas de mejorar su salud física y mental.

Esta técnica consiste en una terapia complementaria en el campo de la psicología, que garantiza el bienestar de la persona. Es una forma de potenciar la capacidad de sentir felicidad a través de una función biológica.

La risoterapia en niños funciona como signo de felicidad y alegría. ¿Sabías que la risa no es igual en todos sitios? Hay países en los que se ríe menos, como pasa en los países nórdicos, sin embargo en los países con climas cálidos las personas suelen reír con mayor frecuencia. El clima es uno de los factores que influye en la intensidad de la risa. Y, es que, en el momento de incertidumbre en el que vivimos actualmente, la risa resulta la mejor medicina.

risoterapia en niños

La risa aporta multitud de beneficios, veamos algunos de ellos:

En primer lugar, la secreción de serotonina hace que nos sintamos mejor, ¡con tan solo 10 minutos de de risa al día! Hay estudios que afirman que nos protegen contra enfermedades, sobre todo en casos de salud mental, alejando la depresión y la angustia de nuestros pensamientos. También resulta beneficiosa para la piel, ya que cuando uno se ríe entra más aire en los pulmones, con lo cual nuestra piel se oxigena. ¿Sabía que también es beneficiosa para el aparato digestivo y el estado físico? Cuando reímos, se activan hasta 400 músculos diferentes y también ayuda a eliminar ácidos grasos, por lo que ayuda a nuestro aparato digestivo.

La risa nos ayuda a mediar conflictos familiares y aliviar tensiones causadas en nuestro día a día, que se ve reflejado en la capacidad de comunicación dentro la familia.

En cuanto a la educación, también presenta beneficios: a través de la risa podemos estimular y potenciar la creatividad.

La risoterapia en niños es fundamental, de la misma forma que aprender a no perder la costumbre en hacerlo debido a su importancia y todo lo que nos aporta.

risa con niños

Un niño se ríe una media de 350 veces al día, pero a medida que vamos creciendo, vamos perdiendo esta costumbre, debido a las preocupaciones y responsabilidades que vamos asumiendo mientras vamos creciendo. Para no perder esta costumbre, necesitamos practicarla desde bien pequeños y, la risoterapia, es la actividad perfecta para ello.

En una clase de risoterapia para niños, técnica estudiada por educadores infantiles, se tienen en cuenta todos los factores que llegan a intervenir, como la cultura de cada alumno, o situaciones personales de uno mismo o de los demás, para aprender a sacar siempre el lado positivo de las cosas. También aprendemos a experimentar la parte de la memoria en la que almacenamos los momentos que produjeron la risa.

risoterapia infantil

¿Cómo podemos practicar risoterapia con niños en casa?

Os indicamos algunas actividades a través de las cuales potenciaremos la risa:

  • Mirar fijamente a una persona hasta que uno de los dos no pueda aguantar más tiempo sin soltar una carcajada.
  • Practicar mimo. El pequeño debe transmitir a mediante gestos cualquier cosa que tenga en la cabeza.
  • ¡Adivinanzas! El niño debe describir un animal solo con pistas.
  • “Me río y me enfado”: Debemos provocar la risa en nuestros pequeños y cuando les hagamos una señal, tendrán que ponerse muy serios, repitiendo así varias veces.
  • “Espejito, espejito”: Nos situamos frente a un espejo mientras que imitamos a nuestro pequeño y viceversa.

Con la risoterapia en niños ayudaremos a que ellos consigan desinhibirse, de modo que crean lazos en la familia y con su entorno. Y no lo olvides, ayuda a fomentar la creatividad, elimina los miedos al “qué dirán”, aprenden a ver desde otra perspectiva sus errores y liberarán endorfinas para tener una actitud positiva.

Aquí tienes más actividades que puedes hacer con tus hijos desde casa.

 

Pide más información, ¡sin compromiso!

¿Te gustaría saber más sobre nuestros talleres?

4 + 12 =