gtag('config', 'AW-593394396');

Sin duda alguna, si queremos pasar un divertido momento con nuestros pequeños, muy buen plan es cocinar con niños; colgarnos el mandil y ponernos manos a la obra. Papá, mamá, los abuelos, los tíos… todos pueden colaborar en esta actividad y hacerla más divertida aún.

Cocinar con niños nos permite desarrollar la inteligencia cinestésica y lingüística-verbal. Los movimientos rotatorios, repetitivos o incluso, los de precisión, desarrollarán la parte motora fina y gruesa que ayudarán a potenciar la primera inteligencia mientras que leer, comprender y seguir una receta lo harán con la segunda.

Veamos qué beneficios aporta cocinar con nuestros pequeños:

1. Responsabilidad:

La gestión de los ingredientes, la medición de las cantidades o seguir los pasos de la receta, harán que nuestros pequeños adquieran la responsabilidad necesaria para dirigir, aunque sea en bajo nivel, la receta. Tras terminarla, deja que sea el primero en probarla y que te cuente como sabe.

2. Participación en las labores de la casa:

Uno de los valores más importantes de esta actividad. Desde bien pequeños es bueno educarles para que colaboren con las tareas que hay que realizar en el hogar, y una de ellas es la cocina.

beneficios cocinar con niños

3. Vida saludable:

Conocer recetas, sus ingredientes y todos los beneficios que pueden dar estos, nos ayudarán a que nuestro pequeño desarrolle una capacidad de futuro para llevar un estilo de vida saludable. Si esto lo complementamos con ejercicio físico, lograremos transmitirles muy buenos valores.

 

4. Estrechar lazos familiares:

Realizar actividades en conjunto nos permite acércanos mas a nuestros hijos/as y poder hablar con ellos en un ambiente divertido y entretenido. Es el momento perfecto para saber que sienten, como están en el colegio, con sus amigos etc.

 

 

5. Estimulación de la creatividad e imaginación:

Los alimentos tienen muchos colores y no hay nada mejor que combinarlos para realizar un plato atractivo. Los colores más llamativos son los que tienen las verduras: Naranja de las zanahorias, rojo de los tomates o el verde la lechuga.

 

 

Aunque no tenemos que olvidarnos de la parte más importante de todas: La diversión. Realizando esta actividad podremos pasar un buen rato con nuestros pequeños así como lograr los beneficios de cocinar con los pequeños.

¿Te gustaría conocer más actividades que potencien el desarrollo infantil? En nuestro Blog tenemos más actividades!

 

 

¿Quieres conocer más sobre nuestros centros?

12 + 9 =