gtag('config', 'AW-593394396');

Este curso ha empezado muy diferente a otros años, estamos en plena pandemia del Covid-19 y esto nos crea multitud de incertidumbres en cuanto a cómo evolucionará el curso, a qué riesgos nos exponemos y cómo podremos solucionarlo.

Por eso, en Ludiland hemos preparado una serie de actividades de relajación, que nos ayudarán a mantener la calma en esta situación tan previamente caótica. Es muy importante que los pequeños conozcan la situación para así poder tomar las medidas de seguridad ante el posible contagio, pero no podemos olvidarnos de ofrecerles la máxima seguridad, tanto en la salud como en la tranquilidad mental.

Estas actividades de relajación están pensadas para que los niños y niñas de la casa estén tranquilos y no vean la vuelta al cole con miedo e inseguridad. Si no le prestamos atención a esta posible reacción y dejamos que nuestro pequeño se vea invadido por el miedo, puede que le acarree otros problemas en su desarrollo.

vuelta al cole covid

DE 0 A 3 AÑOS:

  • Masaje Shantala: esta técnica consiste en ayudar al pequeño a dormir mediante el sentido del tacto, con masajes suaves en brazos, piernas, estómago, pecho, manos y espalda para relajarlos. Es importante realizar este tipo de masaje una vez que el bebé se encuentre en una fase tranquila. Al masaje podemos sumarle una música relajante de fondo para que el ambiente le ayude a relajarse.
  • Bote de la calma: En este caso, realizaremos la técnica cuando el bebé esté en plena situación agitada, como puede ser una rabieta. Crearemos un bote que rellenaremos de purpurina , así el niño podrá observar cómo agita la purpurina descontroladamente cuando está en plena fase de rabia, una metáfora de su propio estado de ánimo. El movimiento de la purpurina que se encuentra dentro del bote, le empezará a relajar mientras la observa.

DE 3 A 7 AÑOS:

      • Técnica del globo: El pequeño debe imaginar que él mismo es un globo, ¿qué pretendemos conseguir con esto? Queremos que respire profundamente hasta llenar sus pulmones de aire. A continuación debe exhalar despacio todo el aire. Se trata de una técnica de respiración, pero le añadimos la idea del globo para agregar el factor divertido al pequeño.
      • Técnica de la tortuga: Igual que en la anterior, el niño debe pensar que él es una tortuga. Debe colocarse boca abajo en el suelo y le diremos que el sol está a punto de esconderse ¡por lo que la tortuga debe dormir! Para conseguir la relajación del pequeño, encogeremos sus piernas y brazos hasta llegar a su espalda, como si ésta fuera el caparazón de la tortuga. A continuación le diremos al pequeño que el sol se ha vuelto a poner y por ello la tortuga está preparada para emprender un nuevo viaje e iremos dandole la postura inicial muy poco a poco.

 

actividades de relajación para niños

DE 7 A 9 AÑOS:

  • Mindfulness: con esta edad los niños ya tienen más capacidad de comprensión en cuanto a la meditación, por ello vamos a ponerlo en práctica. Podemos ponerle alguna música relajante y practicaremos una clase de meditación guiada, sentándonos en el suelo, en silencio y prestando atención a los sonidos de la música y concentrándonos en ellos mientras controlamos la respiración.
  • Mandalas: esta práctica es muy óptima para practicar la motricidad a través de pintar estos dibujos. Les ayudará a fomentar la concentración, a ser pacientes y bajar el nivel de estrés y ansiedad.

DE 9 A 12 AÑOS:

En esta edad, podemos practicar técnicas de respiración para conseguir la relajación. Son actividades de relajación perfectas para realizar antes de una situación que pueda causar estrés en el niño, como puede ser un examen o los primeros días de colegio en este caso. Es muy recomendable, enseñar al pequeño a realizar está práctica de forma habitual cuando se encuentre ante situaciones de estrés.

¿Cómo practicamos técnicas de relajación a través de la respiración?

1) Primero tendrá que cerrar las manos fuertemente y mantener esa presión durante 10 segundos para comenzar a relajarla a continuación.

2) Encogerá los hombros acercándolos todo lo que pueda hacia las orejas y, como en el paso anterior, relajar poco a poco.

3) Con el cuello haremos lo mismo, acercando la barbilla al pecho.

4) Abriremos la boca mientras extendemos la lengua.

5) Controlaremos la respiración inspirando profundamente durante unos segundos y exhalando muy poco a poco.

6) Inclinaremos la espalda hacia delante manteniendo la posición durante unos 5 segundos y volviendo a la posición inicial tranquilamente.

7) Estiraremos los dedos de los pies y de las manos lo máximo posible aguantando durante unos segundos antes de volver a la posición natural.

actividades de relajación para niños

 

Solo de leerlo nos resulta relajante, ¿verdad? No os imagináis los beneficios que pueden conseguir realizar estas actividades de relajación, desde mantener la calma en las situaciones de crisis hasta mejorar la capacidad de concentración y la memoria. Y en estos momentos, es totalmente necesario mantener la calma y la cordura, porque vivimos en una situación difícil de preocupación.

Os animamos a que probéis estas actividades y nos contéis los resultados. Igual no lo conseguís a la primera, pues para algunas actividades se requiere mucha concentración, pero ¡poco a poco lo conseguiréis!

 

 

Pide información sobre Ludiland, ¡sin compromiso!

Si quieres saber más sobre Ludiland, escríbenos todas tus dudas, ¡estaremos encantados de resolverlas!

5 + 12 =