Una de las más repetidas preguntas al interesarse por abrir una franquicia suele ser ¿Cuánto cuesta montar una franquicia? A continuación, podrás ver en que nos fijamos las franquicias para dar un precio aproximado del proyecto que comenzarás.

Lo primero que hay que remarcar es que cuando decides abrir tu negocio a través de una franquicia, estás invirtiendo en tu futuro y, seguramente, en los que te rodean, así como en tu ciudad. Invertir significa que antes o después recuperarás la cantidad que en un inicio has empleado para poder montar tu propio negocio.

Bien es cierto que ninguna franquicia te puede decir un precio cerrado sin realizar antes los pasos que hay que dar para abrir una franquicia, pero si puede decirte un precio aproximado basándose en la experiencia que tiene la franquicia

Para poder estimar un precio habrá que separar los gastos fijos, gastos que no varían en función a la ciudad, metros del local u otros parámetros, y los gastos variables.

Gastos fijos

Como hemos dicho antes estos gastos son los que no varían según unos parámetros como son la ciudad en la que se monte el negocio, las dimensiones del local o el período en el que se monte.

Se suelen englobar aquí los costes como el canon de entrada, royalty, royalty de publicidad el proyecto de adaptación y diseño, dotación de mobiliario y productos, así como la licencia de apertura y otros gastos de gestión.

Canon de entrada: Cada franquicia es un mundo y cada una de ellas tiene sus propios requisitos, pero cerca del 100% pedirá lo que se conoce como canon de entrada. Este coste fijo se pagará a la franquicia con el beneficio de entrar a su red y recibir toda experiencia y fuerza profesional desde la apertura del negocio, o incluso antes.

El precio puede variar, ya que es un precio que estipula la propia empresa, pero suele rondar entre los 10.000€ y los 15.000€, situándose así nuestra franquicia Ludiland por debajo de la media con los 7.500€ que pide.

– Royalty: Como el canon de entrada, cada franquicia establece su propio precio y los beneficios que este aporta. Lo normal es que el royalty oscile entre el 0 y el 10% de los ingresos estimados.

Los beneficios que suele incluir el royalty son los servicios de marketing, la continua formación, coordinación de red y atención a la franquicia, en este caso a ti.

– Royalty de publicidad: Es una partida que muchas franquicias suelen pedir y que siempre es destinada a reinvertirse en los propios centros ya sea a través de publicidad en Internet, medios digitales o escritos.

Ludiland en este sentido aglutina los dos royalties en el mismo concepto para otorgar más beneficios, reduciendo así los gastos para el franquiatario. Entre los beneficios que da el royalty en Ludiland es el envío mensual de actividades para los pequeños, campañas contantes a través de las principales redes sociales y continua formación y asesoramiento de profesionales en áreas de marketing, finanzas, dirección…

Proyecto de adaptación y diseño: Cada franquicia también puede variar este precio, puesto que muchas de las grandes, conocidas como las Master Franquicias cuentan ya con un equipo técnico interno, mientras que otras que acaban de empezar lo tienen ajeno.

Este proyecto consistirá en un dibujo técnico de cómo quedará el local o locales elegidos, viendo así su distribución, materiales necesarios e inversión aproximada en el acondicionamiento del local

Dotación de mobiliario y productos: Dentro de los gastos fijos, esta inversión es la única que puede variar según las dimensiones del local, pero no en grandes cantidades.

La franquicia debería estipular unos metros mínimos para el local y un precio aproximado para estos metros. Si elegimos un local o locales cerca de estos parámetros, sabremos aproximadamente lo que puede llegar a costar.

Si por algún motivo, el local es muy diferente a lo que las franquicias piden, sabremos que este precio es que más variará dentro de los gastos fijos.

Estos gastos fijos estarán sujetos a la franquicia, pudiendo añadir o quitar partidas de este lado de la inversión. En Ludiland, estos gastos rondan los 20.000€ incluyendo todos los costes que hemos visto anteriormente.

Gastos variables:

Dentro de estos gastos, la mayor parte se lo llevará el acondicionamiento del local para el desarrollo de la actividad.

La elección del local será una de las fases más importantes dentro del proceso de abrir una franquicia. En este proceso, la franquicia se quedará casi en un segundo plano, a no ser que tu solicites su ayuda, puesto que la empresa seguramente no conozca tu ciudad mejor tú.

La franquicia te podrá ayudar a elegir varios a través de anuncios, donde podrá elegir 3 o 4 que cumplen con los parámetros que piden para que puedas ir a visitarlos y conocer su estado. En este momento, será importante pedir los planos de este para que la franquicia pueda elaborar los planos de adaptación y diseño y así poder elegir el más adecuado.

Lo que en un principio parece el local de tus sueños, puede llegar a convertirse en una pesadilla por lo que desde Ludiland, siempre recomendamos contar con el apoyo de un profesional para este proceso. Ya sea la franquicia o alguien cercano a ti.

Como siempre, queremos darte la enhorabuena, puesto que si has llegado hasta aquí es porque has decidido formar parte de alguna red de franquicias, que es uno de los pasos más importantes.

¿Quieres recibir más información?

Si quieres recibir más información de cómo puedes formar parte de la red Ludiland, a través de este formulario podrás solicitárnosla

 

¿Cuanto cuesta más información?

8 + 8 =

Síguenos en las redes sociales para no perderte nada del mundo de las franquicias