Aprovechando que ya empieza a haber atisbos de buen tiempo, os proponemos con motivo del Día de la Naturaleza, pasar un buen día en el bosque, campo o montaña más cercana.

Es importante tomar precauciones antes de hacer esta actividad como echarse crema del sol, llevar un calzado adecuado para andar por estos lugares o tener siempre los ojos abiertos ante cualquier peligro. Recordamos que vamos a un paraje natural donde puede haber agujeros, terreno endeble o animales que quieran defender su territorio.

Pero sin más dilación vayamos a ver qué podemos hacer en el campo con los niños pequeños de la casa

 

1. Entomólogos: 

Cogeremos una lupa y nos pondremos a buscar por todo el espacio bichitos que podamos investigar: mariquitas, hormigas, moscas… Podremos ir apuntando en una libreta todo lo que nos encontremos como el tamaño, nombre, colores y otros datos que nos parezcan interesantes para hacer así nuestra propia enciclopedia de insectos.

Podremos complementar esta actividad con retos como “Quien encuentre primero una mariquita, gana una chocolatina” “Quien encuentre el insecto más raro” … o completando una ficha que preparemos con anterioridad en casa con fotos de los bichos que tendrán que encontrar.

Es una actividad muy divertida y que tendrá entretenida a los niños durante un buen rato, aunque como siempre habrá que tener cuidado con lo ‘desconocido’ puesto que si nos encontramos uno que desconocemos será mejor no acercarse demasiado puesto que no sabemos si puede ser peligroso. También hay ciertos insectos que será mejor no acercarse como las mantis religiosas, avispas o abejas o arañas con tamaños considerables.

2. El topo

Este juego clásico recibe el nombre de un animal que carece del sentido de la vista, el topo. Y es que nuestros pequeños tomarán prestado esta característica del topo. Con un pañuelo o antifaz, taparemos los ojos a los pequeños y les daremos 3 o 4 vueltas sobre sí mismos.

En ese momento, le empezaremos a dar objetos de la naturaleza: piedras, troncos, hojas… para que reconozcan que tipo de objeto están tocando. Podremos variar este juego, llevando al pequeños/a hasta el objeto: un árbol, una roca u otro objeto que por sus dimensiones sea imposible mover.

3. Recolectores de semilla:

¿Qué os parece tener vuestro propio huerto en casa? Si os parece tan buena idea, como a nosotros, no dejes escapar esta oportunidad de construirlo con tu hijo.

Aprovechando que vais al campo, busca planta que puedan ser trasplantadas o que puedas coger sus semillas. En caso que sean esquejes de plantas, corta entre 10 o 12 cm del tallo superior y entiérralo posteriormente 5 cm en la tierra.

Para las semillas será un poco más complicado pues que necesitaremos estar pendientes de humedecer la servilleta en donde estará envuelta. Una vez brote, ya podremos trasplantarla a la maceta.

4. Intermedios

Nuestro juego favorito en la naturaleza puesto que potencia la inteligencia espacio-visual y naturalista a la vez.

Cogemos un palo fino y otro más grueso y se lo enseñamos al peque. A partir de ese momento, tendrá que empezar a buscar palos que estén entre los dos tamaños que hemos enseñado. Podremos también jugaremos con el largo de estos palos o con otros objetos como piedras que distinto tamaño o incluso ¡distinto peso!

Las combinaciones son infinitas y la diversión aún más. ¡Probadlo! 

5. Ayudando a la tierra:

Actualmente, la contaminación del medio natural es un problema de lo más grave y está destruyendo nuestro planeta, por eso, esta actividad promoverá y creará en nuestros pequeños un sentimiento de responsabilidad hacia ella.

Nos vestiremos con guantes y botas altas, cogeremos bolsas de basura y, si tenemos, unas pinzas para evitar el contacto con algún que otro residuo tóxico. Iremos a alguna zona de nuestra ciudad o cercana a ella que sepamos que puede estar contaminada y nos pondremos manos a la obra.

Habrá que tener especial cuidado con nuestros niños/as para que no toquen elementos cortantes o tóxicos pero seguro que se lo pasan muy bien ayudando a la naturaleza a volver a su estado habitual.

Si estás pensando en pasar un día en el campo, montaña o paraje natural, estas actividades te ayudarán a que tus hijos/as puedan pasárselo muy bien disfrutando de esta.

¿Todavía no sabes de donde viene el carnaval? No te lo pierdas: http://ludiland.eu/2020/02/23/como-viven-los-carnavales-en-otros-paises/