En Ludiland te ayudamos a ahorrar luz, gas y agua con trucos sencillos para que pases una muy Feliz Navidad...

En el afán por decorar, cocinar más de lo normal y comprar regalos parece imposible poder ahorrar en Navidad. Sin embargo, existen formas para evitar que el consumo de energía de tu hogar no se dispare por estas fechas; sigue nuestros consejos para ahorrar dinero y contribuir con el ambiente:

1. Usa temporizadores para programar las horas de apagado y encendido de tu decoración navideña, de la calefacción y de otros electrodomésticos de uso común. Con esta medida evitarás que estén encendidos más horas de las necesarias cuando sales de casa, o simplemente, cuando olvidas apagarlos en medio tus preparativos y actividades navideñas

2. Utiliza la discriminación horaria: Recuerda que la electricidad tiene un precio diferente según franjas horarias, y que puedes aprovechar para consumir durante las horas en que el precio está por debajo de la media.

3. Utiliza bombillas de tecnología LED: Su consumo es muchísimo más bajo que el de cualquier otro tipo de bombillas.Puedes utilizarlas en la decoración, y en general, para la iluminación de tu hogar.

4. Usa el lavavajillas para ahorrar agua y luz, recuerda usarlo cuando esté lleno apara ahorrar la mayor cantidad de energía posible.

5. Aprovecha el calor residual y apaga el fuego un poco antes de terminar de cocinar o calentar los alimentos, así llegarán a su punto con la ayuda del calor residual.

Es Navidad ¡no permitas que se dispare tu factura eléctrica!

6. No abuses de la calefacción: Una temperatura promedio entre los 19 y los 21 grados es más que suficiente para hacer de tu casa un sitio confortable. No es necesario ir en manga corta.

7. Mantén la casa bien aislada: Cierra bien las ventanas para que no escape el calor navideño.La cinta adhesiva es tu aliada para cubrir esas pequeñas rendijas y grietas de puertas y ventanas, ayudando a un mejor aprovechamiento de la calefacción.

8. Utiliza la luz natural: ¡Parece ilógico tener que decirlo! pero estamos tan acostumbrados a encender las luces, que olvidamos que algunos espacios de nuestro hogar poseen una entrada de luz natural que podemos aprovechar.

9. Enciende velas: Una forma de decorar tu hogar para esta época navideña es colocar velas en lugares seguros y estratégicos, además de que generarán calor y crearán un ambiente muy agradable, te evitarán encender todas las luces, por ejemplo, en el comedor. Recuerda apagarlas al salir de casa y tomar todas las precauciones necesarias para evitar una emergencia. Evita hacerlo si en la casa hay niños y niñas pequeños.

Enciende velas: Producen luz, dan calor y ambiente navideño a tu hogar.

10. Intenta desenchufar todo aquello que no estés usando: No has escuchado suficiente sobre este tema si todavía dejas el cargador del móvil conectado, o mantienes enchufados esos aparatos electrodomésticos de uso poco común. Esta tarea puede resultarte más sencilla, si utilizas algunas regletas, de esta manera apagarás todo con unos pocos interruptores.

¿Incrédulo al respecto?  Observa como el cargador de tu móvil se calienta por el simple hecho de permanecer enchufado, aunque no lo tengas conectado a tu teléfono. Observa tus electrodomésticos, cuántas luces o pantallas mantienen encendidas aún cuando no los utilizas, es lo que se conoce como stand bye, por supuesto, que están consumiendo energía.

Pero hay más que sobre el tema, porque tus electrodomésticos gastarán más energía conforme vaya pasando el tiempo, producto de su depreciación.  

Esperamos que estas pequeñas acciones te ayuden a ahorrar dinero, y no sólo en Navidad.  Cada vez es necesario construir más plantas hidroeléctricas, solares, eólicas y de otros tipos, esto para poder dar abasto con la creciente demanda global de energía, lo que incrementa los costes asociados al servicio. Por otro lado, estas formas de energía, aunque se denominen limpias generan impactos directos en los ecosistemas y en la calidad de vida de muchas personas.

El desperdicio de energía a gran escala es un serio problema, y lo cierto, es que todos pagamos las consecuencias. Pasarse el 2020 actuando con mayor responsabilidad frente al tema es una excelente idea.

Tener una Navidad amigable con el planeta es responsabilidad de todos.