Cada 8 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, y en Ludiland, queremos aprovechar esta fecha para aprender en familia.

Aprender a leer y a escribir bien es de suma importancia para el desarrollo de los peques. Estas habilidades les ayudarán durante el resto de su vida, permitiéndoles aprender sobre gran variedad de temas, y también, dándoles una herramienta para difundir sus conocimientos y para expresar sus emociones.

Como padres y madres queremos motivarles para que aprendan a hacerlo correctamente y a su ritmo, tomándole gusto a la lectura y escritura. Te daremos algunas ideas para acompañarlos en el proceso, pero, la primera y la más importante es contarles tu propia historia de aprendizaje.

Trata de recordar esos primeros años de tu vida, ¿Cómo y cuándo aprendiste a leer? ¿Quién te ayudó? ¿Cuál fue el primer libro completo que leíste? y ¿Cuál fue tu favorito? De seguro tendrás muchas anécdotas que compartirles, a los peques les encanta escuchar esas historias de nuestra infancia.

No tengas miedo en admitir si te resultó difícil al inicio, eso sí, rescata siempre la satisfacción que te dio lograrlo, explica a tus hijos e hijas las ventajas de saber leer y escribir correctamente, y también, cuéntales que en realidad seguimos aprendiendo palabras nuevas y mejores formas de hacerlo durante toda la vida. Se trata de motivarles y empoderarles para que saquen el máximo provecho de su inteligencia lingüística-verbal.

Otras actividades para fomentar el gusto por la escritura y la lectura en los más peques, y que pueden ayudarnos a pasar un buen rato en familia son:

  • Lectura de cuentos: Leer cuentos en voz alta a los niños pequeños es una forma de que se interesen por conocer los libros y entender sus contenidos, además es una manera muy amena de compartir tiempo de calidad con tus hijos e hijas.
  • Visitar una librería infantil: Entrar en una librería con textos apropiados para la edad de nuestros peques es una experiencia estimulante, hay gran cantidad de libros llenos de ilustraciones e historias por descubrir. Si adicionalmente, dejas a tu peque escoger un libro para comprar y llevar a casa, estarás ayudándole a desarrollar su pasión por la lectura.
  • Identificar letras: Ayúdales a aprender poco a poco las letras y sus sonidos. Los peques deben tener el abecedario a mano en su casa, puede ser un elemento decorativo en su habitación, o bien, puedes darles fichas o figuras con las letras para que jueguen a armar sus propias palabras.
  • Dibujar: Es una actividad que estimula la motora fina en los niños y niñas, les facilita el trazo de las letras a futuro. Saca tiempo para dibujar con ellos y motívales a firmar sus dibujos con las letras de su nombre, es importante que en esta primera no prestes demasiada atención a sus errores, más bien premiales por sus esfuerzos.
  • Escribe y lee con ellos: Cuando los peques ya están aprendiendo a leer y a escribir ayuda mucho nuestro ejemplo. Organiza momentos de escritura y lectura en familia, por ejemplo, cada quien escribe un breve texto sobre una misma temática, como las vacaciones de verano o la última celebración familiar, destacando lo que más le gustó y describiendo los acontecimientos a su manera, luego lo lee en voz alta para el resto. Será un reto estimulante y un compartir muy agradable.  Al inicio los peques van a necesitar de tu ayuda, pero pronto y conforme vayan aprendiendo, podrán redactar por sí solos y compartir sus creaciones literarias.
  • Juegos: Una vez que los peques han aprendido a leer y escribir, lo ideal es continuar desarrollando actividades con ellos, para que puedan hacerlo cada vez mejor.  Juegos de adivinar y completar palabras como el tradicional ahorcado, el scrabble en su versión junior, las sopas de letras y los crucigramas, las adivinanzas y los trabalenguas, son sólo algunas de las actividades que se pueden realizar para lograr este propósito.

Con el tiempo, muchas de estas actividades y juegos pueden convertirse en verdaderas tradiciones familiares que, adaptadas a las edades e intereses de tus hijos e hijas, pueden ayudarles a todos a desarrollar nuevas habilidades, siempre trabajando en equipo.

Cifras importantes:

Aunque leer y escribir son habilidades que consideramos básicas, lo cierto es que al día de hoy no todas las personas tienen la oportunidad de aprender a hacerlo.

Según datos recopilados por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), en el mundo hay 750 millones de jóvenes y adultos que no saben aún leer ni escribir y 250 millones de niños no consiguen adquirir las capacidades básicas de cálculo y lectoescritura. Por supuesto, que esto afecta su desarrollo personal, excluyéndoles de muchos entornos sociales y laborales.

Afortunadamente, existen ONG y organizaciones gubernamentales que trabajan por la causa, puedes aprender más al respecto o unirte a sus esfuerzos en los enlaces que compartimos al final de esta publicación.

Sirva también este Día Internacional de la Alfabetización para reflexionar al respecto, y para agradecer a quienes nos motivaron y ayudaron en nuestro proceso de aprender a leer y escribir, porque gracias a estos familiares, profesores y amigos, podemos compartir hoy este texto.

Aprender más:

¿Para qué sirven los días internacionales? https://www.un.org/es/sections/observances/why-do-we-mark-international-days/

El arroz que enseña a leer: https://youtu.be/sFWPxnZDL5k